• By: Hank Stout
  • Published: May 2016

Por lo general se considera que los autobuses son una forma de transporte segura, aparte de vuelos comerciales.  Dado que los pasajes son bajos en costo, por su seguridad, y la comodidad de los autobuses,  muchas personas optan por utilizar esta tipo de transportación a diario y para viajes de larga distancia.

Cuando se sube a bordo de un autobús, usted debe tener la plena confianza de que el conductor del autobús está calificado, bien entrenado, y manejará con precaución, además de tomar en cuenta que el autobús este en buenas condiciones para estar en circulación.  Desafortunadamente, accidentes de autobús si ocurren, y como resultado, tanto pasajeros como otros conductores pueden sufrir lesiones físicas severas.  De acuerdo con la Administración Federal de Seguridad de Autotransportes (Federal Motor Carrier Safety Administration), en el año 2014, solamente en los Estados Unidos se reportaron aproximadamente 68,000 accidentes de autobús, causando un estimado de 22,000 lesionados y 281 muertes.

El accidente de autobús más reciente que ocurrió en Texas demuestra lo devastador que puede ser tan solo un choque de autobús.

Conductor del Autobús Pierde Control en Texas

texas-accidentes-de-autobuses

Danny Zaragoza/Laredo Morning Times/AP Photo

El 14 de mayo, un autobús que viajaba rumbo al norte por la autopista 83 cerca de Laredo de pronto se volcó, causando resultados catastróficos para los pasajeros.  Siete de ellos murieron en la escena del accidente, y otro pasajero fue trasladado al hospital pero justo después de llegar, lo pronunciaron muerto. Otras 44 personas, incluyendo el conductor del autobús, fueron trasladados al hospital necesitando cuidado urgente por las lesiones provocadas por dicho accidente.  Debido al accidente tan trágico, las comunidades vecinas del Condado de Webb y el Condado de Dimmit quedaron en shock al presenciar uno de los peores accidentes de autobús que habían visto en años.

Los familiares de los difuntos quizás se pregunten quien se hará responsable de una pérdida tan trágica e inesperada.  Los que sufrieron lesiones físicas se preguntarán quien cubrirá sus gastos médicos y otras perdidas que sufrieron por causa de este accidente.  Pero hay buenas noticias.  La Ley de Texas estipula que personas que se hallan en esta situación tienen derecho a obtener compensación de quienes son responsables por causar este accidente.

Partes Responsables en Accidentes de Autobuses

Varias partes pueden ser sujetos por las pérdidas, lesiones, y muertes ocasionadas por un accidente de autobús.   Por ello, es vital determinar quiénes son las partes que pueden ser culpables en el accidente. Por lo general, las partes responsables incluyen:

  • El conductor del autobús por cometer errores negligentes mientras operaba el autobús;
  • La empresa, dueña del autobús, por su negligencia en contratar a conductores que no están calificados
  • La compañía de reparaciones mecánicas por no mantener los autobuses en excelente condición para operación o por no inspeccionar los autobuses de manera diligente;
  • El fabricante de autobuses por vender partes defectuosas que fallan y causan que el conductor del autobús pierda control del vehículo.

Cuando haya determinado la parte responsable, usted puede iniciar su reclamo en su contra para recuperar por perdidas.  El identificar quien fue negligente en casos como este puede ser bastante técnico y todo un reto, por lo que es fundamental tener en su esquina a un abogado con experiencia, quien entiende casos de esta índole durante el proceso entero.

¿Cuál Fue la Causa de Este Accidente?

De acuerdo con los reportajes en los noticieros, ningún otro vehículo estuvo envuelto en este accidente de autobús reciente en Texas.  Lo que sí se sabe es que estaba lloviendo y el conductor del autobús perdió el control del vehículo que conducía.  Dado el tamaño, el peso, y el centro de gravedad alto de un autobús, y que hay varias vidas en juego, los conductores de autobuses se guían por normas superiores cuando se trata de operar con seguridad – normas mucho más superiores que las que siguen conductores de autos mucho más pequeños. La causa exacta por la cual el conductor perdió el control del autobús aún sigue bajo investigación, pero se sabe de algunos errores que pueden aumentar la posibilidad de que un conductor de autobuses pierda control:

  • Manejar distraído;
  • Sobre-corregir el volante;
  • Manejar bajo la influencia de drogas o alcohol;
  • Manejar demasiado cansado o fatigado;
  • Manejar a alta velocidad;
  • No manejar de acuerdo con las condiciones climáticas o el estado de la carretera;
  • Violar cualquier ley de tránsito del estado;
  • Violar cualquier regulación impuesta por el FMCSA

Si los investigadores determinan que el conductor del autobús cometió un error negligente, el cual causó el accidente, el conductor puede ser responsable por el accidente.  Adicionalmente, una compañía de autobuses a menudo puede ser la parte responsable por las acciones negligentes de su empleado, el conductor del autobús.  La compañía de autobuses también puede ser responsable si actuó de manera negligente al contratar a un conductor que no tiene las calificaciones necesarias y que es un peligro al manejar, por permitir que un conductor sin suficiente entrenamiento opere su autobús, o por no tomar acción si tenía conocimiento de que su conductor presentaba un peligro.